lunes, 9 de enero de 2017

«Dejar a los niños equivocarse, darles responsabilidades y castigarles les ayuda a enfrentarse a la vida»


La tendencia de los padres a sobreproteger impide la autonomía de los niños
Dejar a los niños equivocarse, no sobreprotegerles, darles responsabilidades acordes a su edad y castigarles de vez en cuando les ayuda a enfrentarse a la vida, según ha asegurado la psiquiatra infantil del Servicio de Psiquiatría y Psicología Clínica del Hospital Universitario HM Puerta del Sur, Lilia Marinas.
Y es que, tal y como ha alertado la doctora, desde hace unos años se está viendo una tendencia de los padres a sobreproteger a los hijos, impidiendo su autonomía, ya que interpretan que la mejor forma de cuidar a sus hijos es evitarles riesgos y dificultades, pero no se dan cuenta de que así limitan sus posibilidades de desarrollo.
«Los padres se preocupan por el futuro de sus hijos desde edades muy tempranas, fomentando la competitividad y una percepción del mundo laboral inseguro. Al final, con el deseo de darles lo mejor, acaban protegiéndoles de la vida en vez de prepararles para enfrentarse a ella», ha explicado.
De hecho, los niños cuyos padres actúan así no aprenden a ser responsables de su propio bienestar ni de sus actos, porque siempre han obtenido de forma inmediata lo que han pedido. Por eso, tal y como ha informado la experta, no reconocen sus errores, son más inmaduros, a menudo se sienten insatisfechos y pueden reaccionar de forma irritable o agresiva si los demás no atienden a sus demandas.
«En cuanto a nivel de aprendizaje, prosigue, el niño puede mostrar menos iniciativa propia y escaso desarrollo de la creatividad, desmotivación por los estudios. Algunos padres se ven tentados a hacer los trabajos de sus hijos para que saquen buenas notas. El mensaje que transmiten es que lo único importante es el resultado, no el esfuerzo», ha asegurado Marinas.
En este sentido, la doctora ha aconsejado ayudarles a hacer los deberes en función de sus capacidades, enseñándoles aspectos como organización, gestión del tiempo y lugar para la realización de las tareas escolares, pero la ayuda irá disminuyendo a medida que el niño adquiera autonomía.
Por otra parte, ha rechazado los grupos de WhatsApp que algunos padres tienen con otros de la clase de sus hijos para mandarse los deberes o, incluso, decir la página que tienen que estudiar. «Esta actitud priva al niño de aprendizajes muy valiosos para un buen rendimiento académico, como la organización, la memoria, la atención, la responsabilidad de hacer los deberes y las consecuencias de no hacerlos», ha aseverado la psiquiatra.

Obligaciones en casa

Del mismo modo, la experta ha recomendado asumir responsabilidades lo antes posible, siempre en función de sus capacidades. En general, desde los 2 o 3 años pueden empezar a aprender a comer y vestirse solos. Antes de los 6 ya tienen que ser autónomos en la higiene, vestirse, comer de todo, disfrutar jugando solos y con otros niños, acostarse a la hora acordada y mantener ordenados sus juguetes.
Además, ha destacado la importancia de que los hijos se separen de sus padres de vez en cuando porque «es beneficioso para ambos»". «Los padres necesitan tener tiempo para ellos y cuidar la pareja. Al niño le viene bien que sus padres hagan otras cosas además de criarle (trabajar, quedar con amigos), de esta forma, no será tan dependiente de ellos», ha enfatizado.
Finalmente, la doctora se ha referido al hecho de darles o no un móvil, avisando de la importancia de que se establezcan unas normas de uso, dado que pueden no ser capaces de regular el tiempo que dedican. «Es aconsejable pautar unos horarios para usar estos dispositivos y supeditarlo al cumplimiento de tareas. Y, por supuesto, informarles de los riesgos del mal uso de las redes sociales y adecuar el contenido de internet a la edad del menor», ha zanjado.

miércoles, 21 de diciembre de 2016

En 2014 fallecieron en España 149 niños menores de 15 años por lesiones de todo tipo

Fundación Mapfre presenta la «Guía para padres. Prevención de lesiones no intencionadas en la edad infantil»

La Asociación Española de Pediatría (AEP), en colaboración con Fundación MAPFRE, han presentado esta mañana en Madrid la Guía para padres. Prevención de lesiones no intencionadas en la edad infantil, cuyo objetivo principal es dar a conocer los riesgos más frecuentes a los que están expuestos niños y adolescentes, así como explicar las circunstancias en las que se producen y recomendar cómo se pueden prevenir y qué pueden hacer los padres en caso de accidente.
En Europa, los accidentes son la primera causa de muerte en la infancia entre los 5 y los 18 años. Cada día fallecen por causas involuntarias 2.300 niños en todo el mundo. En España, solo en 2014, fallecieron 149 niños menores de 15 años como consecuencia de lesiones de todo tipo. Los accidentes que con mayor frecuencia causan la muerte en menores son los accidentes de tráfico (23,7%) y los ahogamientos (20%), seguido de caídas (13%) e incidentes relacionados con el fuego, como quemaduras e intoxicaciones (9%).
La guía, que analiza los accidentes más frecuentes por edades, destaca, por ejemplo, que los menores de seis meses sufren principalmente caídas, en su mayoría desde el cambiador y la cama, así como lesiones por accidentes de tráfico, que se producen en su mayoría por no utilizar o usar incorrectamente sistemas de retención infantil. Entre los 6 meses y los 3 años, etapa del niño en la que adquiere mayor movilidad, llama la atención la asiduidad con la que, además de caídas, se originan golpes, atragantamientos y quemaduras. Dichas lesiones se producen generalmente como resultado de que los menores de estas edades «se lo llevan todo a la boca», utilizan el andador, un medio totalmente desaconsejado por los pediatras porque aumenta el riesgo de golpes y caídas, y juegan con juguetes no homologados, que contienen piezas pequeñas. Las intoxicaciones, que ocurren en su mayoría entre los 12 meses y los tres años de edad, se producen especialmente por la ingesta de medicamentos y productos de limpieza, así como por dormir junto a estufas y braseros. La guía, que también describe los cambios físicos y emocionales por los que atraviesan los menores en cada una de las etapas, hace referencia, además, a los accidentes más frecuentes que sufren los niños entre los 3 y los 6 años, una etapa en la que se lesionan con más facilidad como resultado de realizar mayor actividad física, subir y bajar escaleras con facilidad, correr con soltura y llamar la atención de los mayores. Todo ello es, a juicio de los expertos, motivo suficiente para que los padres, quienes «deben enseñarles con el ejemplo», fundamentalmente en estas edades, les muestren los diferentes peligros en terrazas, ascensores, escaleras y vehículos, así como en el hogar, lugar donde existe más riesgos, principalmente en la cocina, el baño y el garaje. La edad comprendida entre los 7 y los 12 años, es según los especialistas, un periodo de relativa calma, pero también de «inestabilidad emocional» debido a la proximidad de la adolescencia. La escuela y los amigos se convierten en el centro de la vida de los menores de estas edades, en las que las pautas preventivas deben ir encaminadas básicamente hacia el conocimiento y respeto de las normas, así como a la aplicación de ciertas medidas. Entre estas destaca «evitar el fuego, la electricidad y el gas y los juegos peligrosos, no utilizar el ascensor sin ir acompañado y hacer deporte con la ropa y los protectores adecuados».
Accidentes en la adolescencia                                                                          La adolescencia, también cuenta con un apartado especial y en este sentido, la guía destaca que «la incidencia de lesiones en mayores de 12 años aumenta de forma extraordinaria» y se mantiene en niveles muy altos hasta el final de la juventud. Así lo ha manifestado Maria Jesús Esparza, pediatra y coordinadora de la guía, que ha indicado que «las lesiones relacionadas con el deporte y las colisiones de vehículos a motor son con diferencia, los principales mecanismos implicados en la mortalidad y la producción de lesiones en adolescentes y jóvenes». Ha destacado, además, que este informe pretende «facilitar una información veraz y segura que sirva para que los más pequeños crezcan en un entorno fiable y saludable gracias a las medidas preventivas que puedan aportar las familias con el apoyo de los expertos». Jesús Monclús, director de Prevención y Seguridad Vial de Fundación MAPFRE, que también ha participado en la presentación, ha hecho referencia a las quemaduras e intoxicaciones que suelen producirse en diciembre, «mes del año en el que por lo general fallecen más personas por incendios en el hogar». En este sentido ha señalado la necesidad de «extremar el cuidado con los aparatos productores de calor, como radiadores y braseros, con los que se producen muchos descuidos, y no sobrecargar los enchufes».
Ha hecho alusión, además, a que debido al incremento de los desplazamientos durante las vacaciones de Navidad es importante que los niños «utilicen la sillita y el alzador hasta que superen los 135 centímetros, jueguen siempre en lugares separados del tráfico, crucen acompañados de un adulto, caminen siempre por la acera y respeten los semáforos».
Puedes descargarte la guía gratuitamente en: www.fundacionmapfre.org                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                      Fuente: ABC http://www.abc.es/familia/educacion/abci-2014-fallecieron-espana-149-ninos-menores-15-anos-lesiones-todo-tipo-201612201349_noticia.html  




Regalos de Navidad para los niños: calidad frente a cantidad

Es tiempo de familia, pero aunque los niños pidan y pidan hay que pensar ellos y en sus necesidades de cariño

La Navidad es sinónimo de regalos, de ilusión y sobre todo de niños. En estas fechas los pequeños de la casa son los indudables protagonistas y gran parte de las fiestas están dedicadas a ellos. Tanto que, a veces, en las familias se les inunda de regalos con los consiguientes problemas. Los niños se saturan, no saben por dónde empezar, se aburren antes de comenzar a jugar e incluso a los pocos días se olvidan de los presentes que han recibido.
La culpa no es sólo de los pequeños que pueden pecar de caprichosos, es más de los adultos que les dan todo lo que piden. La psicóloga Helena Sancho reclama sentido común. «Hay que conocer a los niños. Dejarles pedir lo que quieran no es malo. Es bueno que aprendan que las cosas no se consiguen a la primera. Evidentemente los Reyes no van a traer todo, pero de esta manera van generando más tolerancia a la frustración».
El momento clave es cuando se empieza a escribir la carta. El adulto debe poner un poco de cordura. Los niños son niños y además los Reyes Magos o Papa Noel cuentan con un componente mágico que hace que los pequeños se olviden del valor de las cosas. Por eso, mientras redactan su lista de deseos, es bueno que se les vaya orientando. «Es absurdo que pidan, por ejemplo, un dron, si el niño vive en un piso en la ciudad y además no tiene ocasión de ponerlo en marcha, aparte de que este dispositivo no es precisamente un juguete y puede entrañar cierto peligro», explica la pedagoga Patricia Fernández. Por su parte, Sancho recuerda que los menores lo que en realidad desean es que se les quiera y se les haga caso. «Es más importante que reciban juegos colectivos, de mesa o que impliquen a varias personas en su desarrollo, juegos, con los que realicen una actividad en la que aprendan que no siempre se gana y que es mucho más importante jugar todos juntos.
Fernández, por su parte, reflexiona sobre lo importante que es regalar libros. «Los menores aprenden lo que ven, y si además de fijarse en adultos que leen tienen a su alcance literatura infantil, se conseguirá que vayan adquiriendo el hábito poco a poco». «Es muy bueno que, por lo menos, uno de los regalos sea un libro o un cómic».


Regalos inadecuados

A veces a quienes hay que educar es a la familia. Los abuelos, los tíos, piensan que cuanto más grande y caro sea el regalo más les van a querer los niños. Se llega, incluso, a regalar objetos que no son adecuados a determinadas edades. Cristina, madre de dos niños de 10 y 13 años cuenta su experiencia: «A mi hijo mayor sus padrinos le regalaron el scalectrix digital cuando tenía tres años. Ni que decir tiene que el regalo fue para mi marido, que le faltó el tiempo para invitar a varios amigos con hijos de la edad del nuestro con la disculpa de estrenarlo... y acabaron los padres tirados por el suelo jugando con los coches». Y ese no fue el único año con problemas, rememora esta madre: «Unas Navidades fuimos todos a casa de mis cuñados en Reyes. Fue desolador ver que mis hijos tenían cuatro paquetes y mis sobrinos más de diez. No encontré la manera de explicárselo a los míos».
Otro regalo que cada vez se hace más pronto es el móvil. ¿Para qué necesita un pequeño de 8 años este dispositivo? Según explica la psicóloga Sancho «no podemos enseñar a los niños a que asocien el tamaño o el precio de los regalos con el cariño». «Hay que hacerles ver que un regalo significa que se ha pensado en ellos porque se les quiere».
«Los adultos compran y compran y los niños desenvuelven un regalo tras otro, con auténtica ansiedad, sin darle valor a ninguno. En su mayoría son juguetes que al poco tiempo terminan en algún rincón o en el fondo del armario de los juguetes. O bien porque no ha cumplido sus expectativas, o simplemente porque entre tantos juguetes, quedan olvidados» dice Sancho.
Patricia Fernández corrobora la opinión de la psicóloga. «El problema radica mucho más en los adultos que en los niños. A veces quieren darles todo lo que ellos no tuvieron, o pretenden suplir ausencias, e incluso quedar por encima de otras familias. Y eso no es bueno para los niños, que en realidad no necesitan casi nada. El anuncio de una cadena de muebles multinacional en el que un niño recibe un palo de regalo es muy revelador. En realidad los niños solo necesitan la imaginación. Y un palo puede ser el juguete perfecto. Más vale darles tiempo y cariño o juguetes que puedan compartir con nosotros que llenarles de trastos que acaban apabullándoles y de los que se olvidan en enseguida», afirma Fernández.
Cuando se trata de varios hermanos también se puede optar por hacer algún regalo común. Algo que todos deseen pero con lo que no puedan jugar solos. Juegos de mesa, canicas, pelotas... hay miles de opciones que necesitan más de un niño para ser divertidas.

Algo para aprender

No es necesario que tengan muchos regalos: «Lo importante es el tiempo de juego. Esto no implica qué juguete se regala, sino cómo se juega y con quién». Para la psicóloga es más importante que los niños reciban juegos «con los que realicen una actividad en la que aprendan que es mucho más importante pasárselo bien».
Por otra parte, añade que «hay que pensarse muy bien lo de los juegos que generan envidia y que no ayudan a empatizar. Juegos que generan poca tolerancia a la frustración o peor, que fomenten de alguna manera la violencia». En este sentido, explica Patricia Fernández, «hay videojuegos que son bastante excluyentes. Muchos de ellos son para jugar solos, lo que aísla al pequeño».
Una opción que ayuda a los niños a ser generosos y empáticos es que ellos sean los que regalen a otros. Algunas fundaciones como SolidaryKids proponen que se involucren en campañas en las que los mismos niños donan regalos para los menores más desfavorecidos, y así , por unos momentos, puedan olvidarse de sí mismos.

viernes, 16 de diciembre de 2016

La ministra de Sanidad anuncia una Ley Integral de Apoyo a las familias

Su intención es aprobarla esta legislatura

La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Dolors Montserrat, acaba de anunciar en el Congreso de los Diputados su intención de aprobar en esta Legislatura una «Ley integral de apoyo a las familias» que «ordene y actualice los apoyos que reciben ya que son las más afectadas por las tasas de pobreza».
Desde el Foro de la Familia llevan tiempo solicitando un apoyo firme y serio a la familia puesto que en los últimos años solamente se han hecho políticas sociales sin atender verdaderamente a las familias.
«Son necesarias políticas familiares que traten a la familia como pilar social fundamental e institución eficaz. Hay que invertir en las familias para el verdadero y efectivo desarrollo social del país», señala el presidente del Foro de la Familia, Mariano Calabuig.
Todas las políticas públicas deben estar imbuidas de perspectiva de familia, por tanto, la política social del país debe recoger políticas familiares de manera transversal. «En el Foro de la Familia apoyaremos cualquier Ley integral que apoye a la familia y nos ponemos a disposición de la Ministra de Sanidad para transmitirle nuestras propuestas de apoyo a esta institución. Queremos transmitirle nuestro agradecimiento por este paso en apoyo a la familia», dice Calabuig


«Si tienes tres hijos y el mayor cumple los 21 o los 26 antes del 18 de agosto de 2015, no eres familia numerosa»


Denuncian la aplicación "inconstitucional" de la Ley de Familias Numerosas
Aunque los hermanos mayores se hayan emancipado, se mantiene la condición de familia numerosa. Esta es la reivindicación histórica de las asociaciones de familias numerosas y motivo por el cual denuncian la aplicación «inconstitucional» de la Ley de Familias Numerosas. «No tiene sentido que los pequeños que dieron la condición de numerosa resultaran perjudicados porque sus hermanos mayores se hubieran emancipado», explica María Menéndez, presidenta de la Asociación de Familias Numerosas de Madrid (AFNM). Se acogen en que La Ley 26/2015 de Protección a la Infancia y Adolescencia incluye una disposición final quinta (DF5ª) que señala que «el título seguirá en vigor, aunque el número de hijos que cumplen las condiciones para formar parte del artículo sea inferior al establecido en el art. 2».

Sin embargo, la AFNM denuncia que la norma discrimina a aquellas familias que hubieran perdido la condición de numerosa antes de la entrada en vigor de la Ley, el 18 de agosto de 2015. «Resulta discriminatorio porque las fechas de caducidad de los títulos de familia numerosa se hacen en función de las fechas de nacimiento de los hijos y el art. 14 de nuestra Constitución consagra la igualdad de todos ante la ley sin discriminación alguna por razón de nacimiento», explica Menéndez, que reclama una aplicación retroactiva de la disposición adicional quinta en aplicación del art. 3.1 del Código Civil que señala que las normas «se aplicarán en función de la realidad social del tiempo en que han de ser aplicadas, atendiendo fundamentalmente al espíritu y finalidad de aquellas».
«Si tienes tres hijos y el mayor cumple los 21 o los 26 antes del 18 de agosto de 2015, estas fuera: Por razón del nacimiento, sin más. Esto es discriminatorio y atenta contra el artículo 14 de la CE», explica Menéndez. Además, la misma DT5ª de la Ley 26/2015 sí que extiende los beneficios en materia educativa a aquellas familias que hubieran perdido la condición entre el 1 de enero y el 17 de agosto de 2015. Sin embargo, diferentes CC.AA. restringen su aplicación al curso 2015-2016. «¿Por qué está aplicación restrictiva? Donde el legislador no distingue, no cabe distinguir», explica Menéndez, que se remite a una interpretación amplia de la citada disposición por parte del Ministerio de Sanidad, Asuntos Sociales e Igualdad.

48.000 familias en el limbo

Además, la Abogacía del Estado ya ha emitido dictamen contrario a esta aplicación restrictiva. Sin embargo, por ejemplo, en la web de la Dirección General de Familia de la Comunidad de Madrid -órgano administrativo que gestiona y tramita los títulos de familia numerosa en Madrid- no ha variado su mensaje, llevando a la confusión a 48.000 familias madrileñas. «Si la Abogacía del Estado resuelve a favor de las familias y la Dirección General de Familia nos ha transmitido esta comunicación con satisfacción. ¿Por qué no modifica su mensaje en la web y anima a las familias a solicitar el certificado de cara a que puedan reclamar en dinero abonado de más en las matrículas de sus hijos?», se pregunta Menéndez.
Por último, las CC.AA. están excluyendo la categoría especial a las familias numerosas cuyos hijos se van emancipando. El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía ya se ha pronunciado a favor del mantenimiento de la categoría de especial. «¿Por qué esta aplicación restrictiva? Si la Ley no distingue, no cabe distinguir. Y el título es la condición y la categoría. Es como el traje: chaqueta y pantalón. Si quieres sólo pantalón, debes decirlo expresamente. Y la Ley no dice expresamente que las familias mantengan el título, pero no la categoría», explica Menéndez.
Según la profesora de Derecho Civil acreditada al Cuerpo de Catedráticos de la Universidad de Castilla la Mancha, María del Carmen González Carrasco, nos encontramos ante «el absurdo de una interpretación administrativa que deroga de facto la eficacia de la reforma». Por todo ello, la Asociación de Familias Numerosas de Madrid reclamará la «aplicación plena» de la Ley y ofrece además a todos los afiliados, a la Federación Madrileña (Fedma) y demás asociaciones de familias numerosas un modelo de reclamación administrativo y/o judicial. «No vamos a permitir el absurdo de que se solucione legalmente una injusticia histórica para después mantener administrativamente la discriminación», concluye Menéndez.

miércoles, 26 de octubre de 2016

La Federación por la Vida y la Familia Vega Baja recibe 3.000 euros de la Fundación La Caixa

El presidente de la Federación por la Vida y la Familia Vega Baja, Mauricio García, ha recibido esta mañana de la mano de la Directora de la oficina La Caixa en los andenes de Orihuela, Mª Teresa Murcia, un cheque por valor de 3.000 euros.
La Fundación La Caixa apuesta por el proyecto ‘Creciendo juntos’  presentado por la federación en el que se apoya a los niños cuyas familias tienen pocos recursos económicos y a los hijos de madres solteras.
‘Creciendo juntos’ ya ha empezado en la calle Rufino Gea, 3, 3º A de Orihuela, en el que 40 niños reciben clases de apoyo escolar y técnicas de estudio de la mano de dos profesoras.
Es el sexto año que se imparte este proyecto para dar cobertura a niños que problemas de aprendizaje, y/o con el idioma.
El objetivo fundamental de la Federación por la Vida y la Familia Vega Baja consiste en apoyar, intervenir y acompañar a las madres gestantes y/o con niños pequeños.
Gracias a la ayuda prestada por la Fundación La Caixa, se va a dar un impulso a ‘Creciendo juntos’ que tan buenos resultados está dando desde que comenzó.

El proyecto de apoyo a familias con pocos recursos e hijos de madres solteras recibe 3.000 euros

Publicado en Diario de la Vega

La Fundación La Caixa dona un cheque a la Federación por la Vida y la Familia Vega Baja para su proyecto 'Creciendo juntos'


El presidente de la Federación por la Vida y la Familia Vega Baja, Mauricio García, ha recibido esta mañana de la mano de la Directora de la oficina La Caixa en los andenes de Orihuela, María Teresa Murcia, un cheque por valor de 3.000 euros.
La Fundación La Caixa apuesta por el proyecto 'Creciendo juntos' presentado por la federación en el que se apoya a los niños cuyas familias tienen pocos recursos económicos y a los hijos de madres solteras.

'Creciendo juntos' ya ha empezado en la calle Rufino Gea, 3, 3º A de Orihuela, en el que 40 niños reciben clases de apoyo escolar y técnicas de estudio de la mano de dos profesoras.
Es el sexto año que se imparte este proyecto para dar cobertura a niños que problemas de aprendizaje, y/o con el idioma.
El objetivo fundamental de la Federación por la Vida y la Familia Vega Baja consiste en apoyar, intervenir y acompañar a las madres gestantes y/o con niños pequeños.
Gracias a la ayuda prestada por la Fundación La Caixa, se va a dar un impulso a 'Creciendo juntos' que tan buenos resultados está dando desde que comenzó.